Zamburiña

Moluscos y cía

Pasta con zamburiñas y alcachofas

Las alcachofas tienen un sabor bastante fuerte, por lo que pueden dominar el plato si se combinan con pescados blancos de sabor delicado, pero esto no pasa si las mezclamos con zamburiñas, ya que tienen la suficiente potencia como para no dejarse tapar. Es el maridaje perfecto.

Este impresionante plato de tagliatelle con alcachofas y zamburiñas apenas requiere preparación y se puede hacer en menos de 30 minutos.

Pasta con zamburiñas y alcachofas

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 25 minutos

Lista de ingredientes que vas a necesitar:

  • 1½ limones
  • 10 alcachofas frescas
  • 2 cucharadas de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 20-25 zamburiñas limpias
  • 2 dientes de ajo, picados finamente
  • 80 ml de vino blanco
  • 320 gr de tagliatelle fresco (o cualquier otro tipo de pasta fresca)
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 50 gr de queso parmesano rallado

Instrucciones:

Llena un recipiente con agua y exprime el jugo de un limón dentro para ralentizar el pardeamiento de las alcachofas. Limpia las hojas exteriores de las alcachofas y sumérgelas inmediatamente en el agua con limón.

Corta las alcachofas por la mitad longitudinalmente, luego en cuartos, y colócalas de nuevo en el recipiente de agua. Pon una olla con agua a hervir, y cuando hierva, añade las alcachofas para que se cuezan durante 20 minutos, o hasta que veas que están tiernas.

Derrite 1 cucharada de mantequilla en una sartén grande a fuego medio. Una vez que la mantequilla empieza a dorarse (pero sin que se ponga marrón) añade las zamburiñas.

Deja que se cocinen por un lado primero hasta que empiecen a caramelizarse, dale la vuelta para que se hagan por el otro lado de igual manera. Incorpora el ajo picado y sofríelo con las zamburiñas durante el tiempo que tarden en hacerse por completo.

Retira las zamburiñas y el ajo a un plato aparte y baja la temperatura. Vierte el vino blanco y desglasa la capa que se ha quedado pegada en la base de la sartén. Prepara otra olla con agua y sal y ponlo a calentar hasta que llegue a ebullición.

Escurre las alcachofas muy bien, agrégalas a la sartén y, al mismo tiempo, añade los tagliatelle en el agua hirviendo. Vierte un cucharón de agua de la pasta en la sartén para aflojar la salsa.

Una vez que la pasta esté cocida al dente (dependiendo del tiempo que marque en el paquete), lo añades a la salsa junto con el perejil picado.

Apaga el fuego y mezcla el resto de la mantequilla con el queso parmesano rallado. Incorpora las vieiras, el ajo y la mezcla de mantequilla y queso en la sartén, mezclándolo todo.

Puedes añadir un poco de limón por encima y servirlo inmediatamente.

Notas

Si las alcachofas no están de temporada, utiliza corazones de alcachofa en conserva, ya que las alcachofas que habrá en el supermercado estarán más amargas y con un precio más elevado.

Para limpiar las zamburiñas, tienes sacar la carne y el coral de las conchas y lavarlas abundantemente con agua hasta retirar toda la suciedad.

En la web recetasalcachofas.es tienes más recetas con alcachofas que te pueden interesar.