Zamburiña

Moluscos y cía

Cena ligera: pescado en papillote con verduritas

El pescado es sencillo de cocinar, pero a la vez tiene truco. A menudo, nos solemos pasar de cocción y secar demasiado el pescado. Y un pescado seco es como una alpargata. Sin embargo, la forma más sencilla e infalible de hacerlo para que no se reseque, es el papillote.

La técnica del papillote consiste en envolver con papel de aluminio el pescado para que esté húmedo y se cocine en sus propios jugos. De esta manera, el calor le da indirectamente y no se reseca. Vale para cualquier pescado al horno. Yo he utilizado bacalao, pero realmente sirve cualquier pescado: lubina, merluza, dorada, salmón, halibut, etc.

Cena ligera: pescado en papillote con verduritas

Le añadimos unas espinacas, tomates cherry, cebolla y tomillo, pero le puedes añadir cualquier combinación de verduras + verduras + hierbas aromáticas.

Esta receta de pescado al horno en papillote con espinacas y tomatetes es para 2 personas.

Ingredientes:

  • 500 gr de filetes de pescado (puede ser bacalao, halibut, tilapia, salmón, etc.)
  • 2 puñados grandes de espinacas baby
  • 1/4 de cebolla roja, finamente rebanada
  • 20 tomatitos cherry
  • 4 ramitas de tomillo fresco
  • 1/2 limón, cortado en 2 cuñas para exprimir su jugo
  • Sal y pimienta
  • Un chorrito de aceite de oliva

Esta es la forma de hacerlo:

  1. Precalentamos el horno a 200ºC y preparamos una bandeja de horno en el centro del horno.
  2. Lavamos el pescado y le retiramos todas las espinas que veamos. A nadie le gusta encontrarse espinas al comer. Dividimos el pescado en 2 porciones iguales.
  3. Cortamos dos hojas grandes de papel de aluminio, lo suficientemente grandes para que quepa el pescado y los agregados.
  4. Colocamos un puñado de hojas de espinacas en el centro de cada papel. Posamos encima de las espinacas el filete de pescado y sazonamos bien con sal y pimienta. Colocamos unos aros de cebolla encima de cada filete y esparcimos 10 tomates cherry en cada papel. Ponemos dos ramitas de tomillo encima de todo y lo rociamos con un chorrito de limón y un chorrito de aceite de oliva.
  5. Cerramos los paquetes de tal manera que no se salga nada y los colocamos sobre una bandeja de horno. Lo introducimos en el horno durante 18 a 22 minutos, hasta que el pescado esté opaco.
  6. Abrimos los paquetitos con cuidado de no derramar el jugo de dentro (porque está caliente y nos podemos quemar) y transferimos su contenido a un plato. Probamos y si vemos que es necesario, rectificamos de sal y pimienta negra.

Y así se hace una cena ligera, sana y muy deliciosa. Y de postre, aquí tienes unas recetas de la tarta más famosa de toda Galicia.